"La llibertat no baixarà cap al poble, és el poble que ha de pujar cap a la llibertat" (Emma Goldman)

divendres, 14 de novembre de 2014

Llorenç Andreu: «Cada lengua aprendida es una inversión, suma».

(Foto: El Periodico. Ricard Cugat)

(Entrevista apareguda a la contraportada del diari El Periódico d'avui divendres). Jo, com aquest psicolingüista, tampoc entenc per què a les escoles es valora molt per sobre el llenguatge escrit que l'oral.
Analiza las dificultades en el lenguaje oral, el gran olvidado en las aulas.
Llorenç Andreu (Vall d'Alba, Castellón, 1979) ha coordinado el primer libro en Catalunya centrado en el Trastorno Específico del Lenguaje (UOC, 2014). Licenciado en Psicopedagogía y doctor en Ciencia Cognitiva y Lenguaje, Andreu se ha acabado especializando en el aprendizaje que precede a la lectura y escritura: antes, aprendemos a hablar.
-Actores y actrices, periodistas, políticos... acostumbran a seguir clases de locución y expresión oral, pero, en la escolarización, ¿qué porcentaje de examen oral se hace?
-Depende mucho de cada maestro y centro, pero son francamente escasos en educación infantil, primaria y en la educación posobligatoria. En la universidad depende de la titulación, pero en la mayoría de carreras casi no se hacen exámenes orales. Y esta situación se da cuando la comunicación oral, nuestra gran olvidada, es la principal herramienta de relación entre las personas.
-¿Qué nota le pondría a nuestra sociedad en comunicación oral, en general?
-Nos preocupamos muy poco del lenguaje oral. El esfuerzo se concentra en el lenguaje escrito porque es el principal sistema formal que tenemos de comunicación. Más que una nota, yo diría: necesita mejorar.
-¿Cuándo conviene poner más atención?
-En todo el periodo infantil se realizan grandes aprendizajes básicos para la adquisición del lenguaje. Por ejemplo, los primeros años de edad son importantísimos porque al crecer se reduce la capacidad de distinguir todos los fonemas, de registrar su sonido, en todas las lenguas. Si no se tiene una gran exposición a esos sonidos de forma precoz, costará pronunciar como un nativo.
-¿Se entorpece ese proceso cuando se aprenden dos lenguas o más a la vez?
-Al contrario. Está demostradísimo que los beneficios son mayores en el lenguaje oral. Cada lengua que se aprende es una inversión, su valor es sumativo.
-El Trastorno Específico del Lenguaje (TEL), ¿qué es?
-Es un trastorno en la adquisición del lenguaje oral que afecta al 7% de los niños, pero que muchas veces pasa desapercibido. El problema emerge cuando se inicia el aprendizaje lector. Si el niño con TEL no presenta problemas de articulación del habla, no se detecta. En el aula no se le da la misma importancia al lenguaje oral que al escrito. Los profesores harán leer al niño en voz alta muchas veces y evaluarán su evolución, pero el lenguaje oral no se evalúa ni exhaustiva ni sistemáticamente.
-¿Por qué ese gran descuido del oral?
-Somos una cultura letrada que da prioridad a la expresión escrita sobre la oral porque con la escrita podemos acceder a toda la cultura generada por la humanidad. Pero la base de la comunicación está en el lenguaje oral, por ello convendría detectar sus problemas e intervenir cuanto antes.
-Además de dirigir el máster Dificultats d'Aprenentatge i Trastorns del Llenguatge de la UOC, Andreu es investigador del tema, ¿qué ejecuta como investigador?
-Desde mi Grup de Recerca en Cognició i Llenguatge (Grecil) hacemos estudios experimentales y descriptivos. Somos pioneros mundiales en la aplicación del registro del movimiento ocular (eye tracking) al estudio de la comprensión y la producción del lenguaje en niños con TEL.
-TEL, TDA (Trastorno del Déficit de Atención), dislexia... Las etiquetas tienen muchos detractores.
-Los profesionales nos tenemos que comunicar de alguna manera sobre aquello para lo que buscamos causas y soluciones y los recursos vienen detrás. Para intervenir lo importante es describir el problema pero la identificación no es para estigmatizar, sino para hacer frente a algo. Que sea integrador y no peyorativo dependerá de cómo lo juzguemos.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada