"La llibertat no baixarà cap al poble, és el poble que ha de pujar cap a la llibertat" (Emma Goldman)

dilluns, 9 de març de 2015

25 anys de l'atemptat amb explosius als jutjats de Terrassa.


(Notícia publicada a El Periódico del dia 10 de març del 1990).

Tres artefactos explosivos de fabricación casera estallaron, en la madrugada de ayer, en otros tantos juzgados de las poblaciones barcelonesas de Manresa, Terrassa y Badalona, sin que ninguna persona resultara herida, aunque se produjeron considerables daños materiales. Un cuarto explosivo, colocado en el juzgado de distrito del barrio badalonés de Lloreda, fue desactivado por la policía.
 
Aunque los atentados no han sido reivindicados hasta el momento, el gobernador civil de Barcelona, Ferran Cardenal, indicó que las primeras impresiones apuntan a la organización independentista Terra Lliure como responsable de la colocación de las cuatro bombas, ya que la composidón de los artefactos era pólvora prensada introducida en bombonas de camping gas, muy similar a la utilizada en otras acciones por la citada banda armada.
 
La policía sospecha que la colocación de estos cuatro artefactos está relacionada con el inicio de una campaña de Terra Lliure para dar respuesta a las últimas actuaciones judiciales contra miembros de la organización.
 
Las explosiones se han producido una semana antes del juicio en la Audiencia Nacional contra dos activistas de Terra Lliure, Marcellí Canet y Sebastiá Datzira, por un atentado perpetrado en septiembre de 1.987, en el que se produjo la única víctima mortal atribuida hasta ahora a esta organización. Hace dos semanas, la Audiencia Nacional ratificó la prisión provisional de los también presuntos miembros de Terra LIiure Jordi Petit, Guillem Godó y Núría Cadenas, acusados de la colocación de cuatro artefactos expIosivos.
 
La primera de las tres explosiones registradas ayer se produjo sobre las 3.50 horas en Manresa; ante los juzgados situados en la calle Baixada de la Seu, en pleno centro de la ciudad. La bomba destrozó la entrada y el vestíbulo y causó daños en la parte exterior del edificio, aunque no afectó a su estructura. La onda expansiva afectó a todas las viviendas de las calles colindantes, que resultaron con los cristales rotos, según in forma Joan Boix desde Manresa.
 
La segunda explosión tuvo lu gar a las 5.30 horas en los juzgados de Badalona, provocando igualmente destrozos en la puerta y en edificios próximos. El último artefacto explotó en Terrassa sobre las 6.20 horas, también ante la puerta de un juzgado situado en el centro de la ciudad. A consecuencia de la explosión, la puerta de entrada quedó totalmeñte destruida y resultaron afectados coches y edificios cercanos.
 
El Ministerio de Justicia inició ayer un estudio de los daños ocasionados en los juzgados de Manresa, Terrassa y Badalona. Además de evaluar los desperfectos, el Ministerio de Justicia estudiará las medidas oportunas para garantizar la seguridad de los edificios y reparar los destrozos producidos por las explosiones.
 
El Consejo General del Poder Judicial y el Colegio de Abogados de Barcelona condenaron ayer enérgicamente este nuevo acto de violencia contra la Administra ción de la Justicia, mientras que la sección sindical de justicia de la UGT hizo pública su protesta por los deficientes sistemas de seguridad de los organismos judiciales españoles.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada